domingo, 1 de noviembre de 2009

La loba de Shakira

Hoy me salgo del tema vegetariano, porque si no escribo sobre lo siguiente, reviento.

Me confieso fan de Shakira (ups). No por la música, o no solo por eso, al menos. Me ha acompañado en años importantes de mi vida, y como tantas otras personas me he sentido muy identificada con algunas de sus canciones. Me gustaba también la idea de la colombiana cantautora, con un sueño y con conciencia social, con deseo de poner su granito de arena en cambiar algunas cosas. Me gusta su voz y su forma de cantar. Tengo la impresión de que es una buena persona, y además alguien interesante.
Con la autoridad que me da haber estado escuchando el nuevo disco de Shakira toda la semana anterior (mucho, mucho más de lo que se merece), he llegado a las siguientes reflexiones:

* ¿En qué momento Shakira decidió que para vender más, debía pasar de esto:

Qué monina!

...a esto?

Lentillas azules y potochop a tutiplen!

¿Qué lumbreras de la discografía la convenció en su día para ser una más de entre las decenas de cantantes peliteñidas que gorgoritean en inglés? (yo era de las que pensaban que volvería al pelo moreno)

* Resulta que se siente "mas mujer y en contacto con su feminidad" que hace unos años... aunque paradójicamente, presenta un aspecto más artificial que nunca! ¿Su feminidad reside en el zorrón que parece ahora?

* Para hacer este disco, la única explicación es que Shakira vendió su guitarra (y todos los demás instrumentos) y se compró un teclado y un sintetizador... y a Tim Mitchell una pandereta. Una vez que sabes esto, ya puedes escucharlo sin tirarte de los pelos y echarte a llorar.

* No se le entiende casi nada. Y me refiero a cuando canta en español (¿le pasará lo mismo en inglés?) ¿De verdad es tan difícil encajar las palabras en la música, o hacer una música que permita cantar todas las palabras de manera inteligible?

* La muy... sigue teniendo letras buenas, incluso frases preciosas, poéticas. Por lo que es más sangrante aún que tengan esa mierda de música.

* Lo cierto es que ha hecho un disco diferente a los anteriores; eso sí, muy parecido a los de otras pop stars del brilli brilli. No se puede decir que la chica no se reinvente a sí misma cada vez... el pensamiento es: ¿por qué hacer lo que se te da bien, cuando puedes imitar a otras?

En definitiva:

¡JODER, SHAKIRA...!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que la pregunta inicial sería:

¿Por qué Shakira decidió que debía verder más?

¿Para ser real y obscenamente rica en lugar de sólo muy rica?

No, no es el dinero. Es otra cosa. Y eso es muy largo de contar.

Wildberry dijo...

Pero hombre! (o mujer!) cuenta, cuenta!! (y ponte un nombre para identificarte y así mejor ;))

Anónimo dijo...

Nada de nombres que soy muy tímido ;P

Y lo de Shakira no es más que dejarse querer por el mainstream. Es genial sentirse la reina de la fiesta en los premios MTV, conceder una entrevista tras otra, acudir a todo tipo de saraos, implicarse en proyectos de muchísima pasta donde te miman, sesiones de fotos, maquilladoras.

Eso no se paga con dinero.

Wildberry dijo...

La verdad es que visto así, mola mucho... ¡como para no dejarse engatusar por los "cantos de sirena de la fama"! :D

Pero me fastidia que haya renunciado a parte de lo que era... que ella no lo verá así, dirá que es "evolución", o algo, pero creo que la autenticidad que tenía antes ya no está ahí. Y seguro que es una chica maja, pero creo que se ha vendido (fama, mimos, colegueo con estrellitas... yuhu!)

No se puede tener "ídolas", qué decepción! :P

Anónimo dijo...

Yo también pienso que es una pena. Quizá su entorno se degradó, me gusta imaginarla en un presente alternativo donde ha renunciado a lo superficial, y sigue currándose discos "distintos", prefiriendo pequeños conciertos a toda esa falsa felicidad que da la fama.

Que como no tenga cuidado acabará como Madona. No será mona siempre ¿Y entonces qué?

jojo dijo...

nice article....................................................................................................

Princesa dijo...

Nena, totalmente de acuerdo, a mí el último disco me ha dejado con ganas de todo lo anterior, vamos que lo tengo olvidado.