viernes, 11 de marzo de 2011

Desde Marruecos

Mi padre ha estado unos días en Marruecos y me ha traido varias cositas:


La caja naranja y el frasco de enmedio son aceite de argán. El frasco más pequeño de la derecha es champú de rhassoul (o ghassoul), que tiene muchas propiedades interesantes para el cabello (informacion aquí y aquí) Las piedras que están en la bolsa son también rhassoul, pero en piedra (al menos, eso le dijeron...) Más natural, imposible.
Ah, aunque no están en la foto, también me trajo dos bolsitas con curry, mmm!

Las patitas son de Frida, que tiene que estar en todos los ajos :)

4 comentarios:

monika dijo...

QUE ENVIDIA (SANA)CON LO QUE ME GUSTA EL ACEITE DE ARGAN....
UN ABRAZO

Islander ! dijo...

Jaja no me había fijado en la gatita :) Curry, qué rico. Aprovecha esos buenos regalos.

Wildberry dijo...

Yo tuve mi primer bote de aceite de argán sin tocar durante meses, no sabía qué hacer con él, y ahora... me encanta!
La verdad es que son muy buenos regalos, a ver si mañana le damos uso al curry :)

Anónimo dijo...

just dropping by to say hello