martes, 20 de mayo de 2008

Así fue

Yo era una chica normal y socialmente integrada.
Un día llegaron los marcianos en forma de secta: se hacían llamar vegetarianos.
Me lavaron el cerebro y me convencieron de que a partir de ese día solo podía comer lechuga y tofu, mucho tofu.
Sigo todos sus preceptos. Desde entonces soy verde y camino por la vida levitando veinte centímetros sobre el suelo.

1 comentario:

ilu dijo...

:D bien por ti!